Opinió

El solucionario posible

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Se inicia una nueva crisis económica y la mayoría de los políticos profesionales, ni la avisan, ni trabajan en dotarnos de presupuestos para afrontarla. Tanto en Madrid, como en Barcelona, los dos poderes de la plaça Sant Jaume, -la Generalitat de Torra y el Ayuntamiento de Colau-, hacen “política”, mucha “política”.

Las sobras

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Tras los banquetes de fiestas quedan las sobras, que se aprovechan mal, a pesar de las campañas previas para donar alimento. Se suele calcular al alza y el sobrante, a la basura. ¿Sant Boi recibirá las sobras del banquete metropolitano de Barcelona tras las elecciones?

Arreglos y composturas municipales

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Acaba el 2019 y resuena el verbo “coser” para referirse a una función de los políticos, que es mantener el equilibrio social -vía diálogo y debate-, pero sin olvidar aquella premisa de Josep Pla: “Un gobierno debe garantizar el orden y la moneda”.

Estigmas sociales

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Columna d’opinió de la regidora de Ciutadans, Olga Puertas, sobre els mals socials que arrosega Sant Boi de Llobregat

Asuntos externos

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Sant Boi apoya a los sardinistas de Nicaragua a pesar de todas las atrocidades cometidas. Es un error.

Antes de la modorra

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Estamos en una ciudad feminista, empoderada y de acogida, pero tras todo ello aparecen hechos crueles, bestiales, como las violaciones. ¿Podemos seguir ignorándolos?

Pesada hipoteca

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

De nuevo se autorizan bloques en la Montaña y se saturan espacios de Marianao. Mientras un cuartel y una insana Central esperan comprador, éste se muestra desganado porque no puede dar el «pelotazo”.