Opinió

Arreglos y composturas municipales

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Acaba el 2019 y resuena el verbo “coser” para referirse a una función de los políticos, que es mantener el equilibrio social -vía diálogo y debate-, pero sin olvidar aquella premisa de Josep Pla: “Un gobierno debe garantizar el orden y la moneda”.

Estigmas sociales

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Columna d’opinió de la regidora de Ciutadans, Olga Puertas, sobre els mals socials que arrosega Sant Boi de Llobregat

Asuntos externos

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Sant Boi apoya a los sardinistas de Nicaragua a pesar de todas las atrocidades cometidas. Es un error.

Antes de la modorra

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Estamos en una ciudad feminista, empoderada y de acogida, pero tras todo ello aparecen hechos crueles, bestiales, como las violaciones. ¿Podemos seguir ignorándolos?

Pesada hipoteca

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

De nuevo se autorizan bloques en la Montaña y se saturan espacios de Marianao. Mientras un cuartel y una insana Central esperan comprador, éste se muestra desganado porque no puede dar el «pelotazo”.

Locos por abril

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

El 3 de abril del 1979 se celebraron las primeras elecciones municipales democráticas tras la transición. Vencía el PSC-PSOE en Sant Boi. Tras 39 años siguen gobernando los mismos, con apoyos comunistas y de convergentes en ocasiones.

Allà on acaba la ciutat

Les darreres setmanes hem vist proliferar horts il·legals amb tanques de tota mena que donen una impressió de barraquisme davant mateix de la façana de la ciutat. Sovint amb activitats, com ara fums, molestes pels veïns més propers a la zona. Són sòls de propietat municipal que no es poden deixar degradar amb ocupacions d’horts amb tanques de fustes i palets o que hi apareguin abocaments de runes.